Hacia rutas salvajes!


En unos dias dejaremos tierra firme, para embarcarnos en una empresa diferente, un reto, una montaña, un viejo sueño que vamos a intentar darle forma de la manera más bonita, más humilde.

Cargado de sentimientos en la mochila, que a veces me escoran como la ancla de un velero en la mar, me voy hacia rutas salvajes, lejos de la zona de confort, para luchar como un guerrero con corazón de hierro y alma de piedra, quiero, si ella me da un guiño de buen tiempo, ver con sus ojos por un momento y desde allí arriba gritar de rabia al viento y derramar lágrimas de hielo.

... soñando con ella
10-05-2008